jueves, 14 de marzo de 2013

Del orgullo bloguero

orgullo.
(Del cat. orgull).
  1. m. Arrogancia, vanidad, exceso de estimación propia, que a veces es disimulable por nacer de causas nobles y virtuosas.
Nunca me he sentido muy orgulloso de mi mismo, eso es así, y me moriré con la sensación de no haber hecho nunca nada del otro mundo. A ver, no quiero decir que no haya cosas de las que me sienta orgulloso, que no hay tampoco que pecar de falsa modestia, pero sé que no pasaré a la historia por nada relevante. Hay una canción de Bénabar, un cantautor francés que me gusta mucho, sobre todo por lo irónico de sus letras (no ésta precisamente que es pura melancolía), que me recuerda mucho a lo que siento ahora:
 
Moi qui frôle les quarante ans
J'ai pas fait progresser la science
J' découvrirai pas de continent
Faut voir les choses en face

Al borde de los cuarenta ni he hecho progresar la ciencia ni descubriré un continente, las cosas como son. Os la enlazo al final del post.
 
Es algo que asumo, sobre todo en estos tiempos de vacas flacas emocionales que me van limando las aristas a palos, hasta hacerme blandito, ¡quién me ha visto y quién me ve! En estos tiempos en los que junto con mi pelo veo desaparecer buena parte de mi rabia juvenil, siento cosas que antes me parecían secundarias y una de las principales, y que además me llama mucho la atención, es la exaltación de la amistad, y donde escribo amistad quiero decir realmente del cariño. Si me hubierais conocido con veinte años, cuando era arisco como un gato, entenderíais mejor la importancia que tiene para mí ahora al tema.
 
Lo disfruto como un niño.
 
Mucha culpa de ello, la tiene alguna de la gente que pasa por aquí, y que espero que no haya sucumbido todavía a la tentación de dejar de leer este rollo repollo, gente que empezó haciéndose un huequito muy pequeño en mi vida y que ahora me resulta necesaria, que me hace la vida divertida y que, afortunadamente, me regala parte de su tiempo y me hace feliz con su compañía. Pero, y a eso es lo que iba en el post, es gente absolutamente brillante, por mucho que intenten aparentar cualquier otra cosa, en el mundo 2.0, por mucho que vayan de rubias, o de cualquier otro color, por la vida de los unos y los ceros.
 
Por eso, cuando veo que sacan al mundo su lado más talentoso, y las leo por esos blogs del mundo escribiendo cosas realmente fantásticas, cambiando de registro y estilo con la facilidad que lo han hecho, noto como una ola de orgullo me recorre el cuerpo, y me gustaría tenerlas delante para comérmelas a besos y decir a todo el mundo sacando mucho pecho que son mis amigas. Y es que, claro, si volvemos al principio del post y hacemos caso de la definición de orgullo que nos proporciona el diccionario, y vamos a eso de la estimación propia, solo me cabe pensar que me siento orgulloso de lo que ellas hacen porque las considero ya algo mío, forman parte de mi vida 1.0.
 
Pero nunca hablaré de estas cosas con ellas, ni las haré un post bonito que las haga llorar, a no ser que sea de risa, porque ellas y yo sabemos que, en el fondo, estas cosas sentimentales son una pérdida de tiempo.
 

14 comentarios:

Gordi dijo...

HOLY SHIT!

Voy a darme por aludida. Por lo de rubia y eso.

Love u!

Bichejo dijo...

Si no fuera tan rubia pensaría que también tengo que darme por aludida...

Newland23 dijo...

Por supuesto, todos sabemos que la condición de rubia es muy importante :)

El niño desgraciaíto dijo...

Pues que está muy bien que digas estas cosas, aunque sea en el blog y aunque no lo vaya a leer nadie... :P

Newland23 dijo...

ND, es que lo mejor de la mediana edad es que uno se preocupa mucho más de lo que piensa que de lo que piensan de él los demás.

Por supuesto inclúyete en el club de gente de la que hablo en este post (aunque no seas rubia). Y no sólo en la parte del orgullo sino también en la parte de la amistad, sobre todo hoy que sé que es un día malo y te aseguro que también me afecta.

Biónica dijo...

Pero qué bonito, joder.

No soy rubia xD, pero las rubias han de sentirse más que orgullosas :-D

Carmen J. dijo...

Me tiño (más) mañana mismo!

Tienes mucha razón en lo del talento. Y que yo creo que hay muchísima gente realmente muy divertida. A mí me ha cambiado al vida, es una nueva dimensión. El resto, sólo vive cuatro (¿o cuantas eran? Es que un mechoncito rubio sí que tengo)

el chico de la consuelo dijo...

yo también quiero ser tu rubia my love!!

PS1 con permiso de franciscopalito claro!
PS2-. que me comunican que a francisco palito hay que quitarle el palito...
pues vaya!!!

Newland23 dijo...

Biónica, pregunta a las rubias por su secreto y conviértete en una de ella xD

Carmen, aunque a priori tú y yo somos polos opuestos en muchas cosas, a la hora de la verdad me divierto muchísimo contigo y es que hay cosas, algunas sin importancia como la inteligencia y la fina ironía, que están por encima de todo. Tú ya me entiendes.

ECDLC, tú ya eres mi rubia desde hace tiempo, parece mentira que no lo sepas...

fle dijo...

Vivan las rubias allí donde quieran que estén! :)

Besicos (te leo desdelsilencio del reader, pero hoy... tenía que compartir ese orgullo qeu tu sientes por ellas, pq son las mejores! ;))!

molinos dijo...

¡Qué post más guay!!

Juanjo..eres un amor de tio..QUE LO SEPAS.

Newland23 dijo...

Fle, me alegro de que me leas aunque sea en silencio. Otra rubia que mola un montón.

Jo, moli, no me digas eso así de sorpresa y en frío que me dan ganas de llorar. Muchas, muchas, pero que muchas gracias.

Phaskyy dijo...

No soy rubia.
No tengo blog.
Soy ocurrente en el 1.0(o eso dicen),pero en el 2.0 ando cortita.
No reúno ninguna de las condiciones. Pero me encanta leeros y no dejaré de hacerlo. Aunque no comente, o llegue tarde(como siempre),andaré por aquí escondidilla.

Newland23 dijo...

Phaskyy esto no es una secta, no existen condiciones y tampoco hay por qué esconderse. A mí me gusta verte por aquí y por tuiter, me das muy buen rollo ;)