lunes, 10 de enero de 2011

Quita los putos antinieblas de los cojones, por favor


Hoy toca darle al post protesta para denunciar una de las cosas que más me tocan las narices, el uso indiscriminado del antiniebla trasero. No lo digo por tocar las pelotas, lo digo porque mis ojos deben ser muy fotosensibles y los antinieblas traseros me dejan medio ciego. Lamentablemente mis palabras no van a llegar a la panda de cenutrios a las que van dirigidas, porque confío ciegamente en la inteligencia de mis abnegados lectores que seguro saben comportarse en la carretera, sin embargo no pierdo la esperanza de que mi telaraña atrape a algún incauto que aterrice vía Google, incluyendo a los autores “de víbora de cascabel es buena para triglicéridos” y “yo quería una cena, no una enfisema” (esta última con rima asonante y todo).

Últimamente se ha puesto muy de moda poner el puto antiniebla de los cojones (con perdón) a las primeras de cambio, vamos, que empieza a chispear y ya podemos observar a los primeros pistoleros de la palanca de luces disparando a matar, sin importarles un huevo las consecuencias de sus fechorías, porque sí, estimados y estimadas, es una fechoría penada por el código de la circulación con unos eurillos y ojalá que caiga sobre cada uno de ellos todo el peso de la ley, y más que eso, porque si me dan a elegir por mí les puede caer encima hasta el helicóptero que sigue a la vuelta ciclista a España con Rajoy dentro (vale, esto ya es un exceso verbal pero la estadística nos dice que sobreviviría, así que disculpadme). La primera tentación ante estos casos es ponerme detrás y cegarles con las largas, pero voy a tratar de explicarlo de manera más civilizada.

Por si alguno no lo sabe, que debería, el código de la circulación dice lo siguiente:

“Artículo 106. Condiciones que disminuyen la visibilidad: La luz antiniebla trasera solamente deberá llevarse encendida cuando las condiciones meteorológicas o ambientales sean especialmente desfavorables, como en caso de niebla ESPESA, lluvia MUY intensa, FUERTE nevada o nubes densas de polvo o humo.”

Yo creo que queda bastante claro, y seguro que alguno incluso marcó esa opción en el test el día que hizo el examen teórico, pero los conceptos de espeso, intenso y fuerte deben ser verdaderamente muy subjetivos. Comencemos por la niebla, niebla espesa significa que no puedes verte ni la punta de la nariz, mucho menos los zapatos, muchísimo menos el coche de delante, ni el que está a quinientos metros, y ya ni de coña marinera la maldita azotea de la Torre Espacio. Por supuesto dentro de los túneles del Pardo no puede haber niebla, no, la niebla no se cuela por los túneles, y si alguna vez crees que ha entrado entonces para el coche y sal corriendo antes de vivir tu versión particular de pánico en el túnel, no es niebla, es un incendio, así que no me toques los huevos con los antinieblas. Lo mismo aplica si estás en ciudad, si necesitas los antinieblas para ver y ser visto entonces mejor para el coche antes de que cual vulgar Godzilla vayas acabando con toda la vida que se cruce con tu camino o te empotres contra una farola.

Vamos ahora con la lluvia; lluvia muy intensa es el puto diluvio no un aguacero que a los antinieblas se la sopla. Así que, como consejo general, si al mirar por el retrovisor no ves a medio metro a Noé, al timón de su arca, dándote las largas entonces es que no necesitas los antinieblas, así de fácil, eso sí, si eres víctima de una riada y navegas por el Tajo camino de Portugal con los antinieblas puestos por mí ya puedes dejar las luces dadas, serás una víctima más fácil de los peces abisales, todos nos alegraremos por los pobres y famélicos animales. De lo de la nieve ni hablamos, con lo preparados que estamos en Madrid para la nieve si sales a la carretera con una fuerte nevada es que se te ha ido la pinza del todo y tienes licencia hasta para robarle la sirena a una ambulancia. Tú mismo yo no voy a estar allí para que me deslumbres.

Porque mirad con atención la próxima vez que haya un poco de niebla y los diablos cegadores comiencen su función macabra, ¿qué diferencia hay entre un coche cien metros delante con el antiniebla trasero y uno que solo lleva las luces de cruce?, pues que se les ve exactamente igual pero el segundo no te va dejando ciego, tan sencillo como eso. Pero claro, la tentación de fardar de antinieblas es demasiado poderosa, además es gratis y como son pocos días al año no desgasta mucho las bombillas, porque seguro que los zoquetes del antiniebla luego son los que no ponen las luces de cruce de día, algo mucho más útil en invierno, y los que no utilizan jamás los intermitentes para no ir dando pistas. Pero, sobre todo, si ya has obrado mal recuerda mirar el tablero de vez en cuando para no dejarlas puestas cuando luzca el sol a las diez de la mañana.

Por eso, luciérnaga deslumbrante , gusiluz infernal, la próxima vez que vayas a poner el antiniebla piensa si es verdaderamente necesario, con suerte te ahorrarás una multa de 150 euros y, por supuesto, yo te daré las gracias sinceramente.

9 comentarios:

Sil dijo...

Jajaja, ¡qué grande! No es que hubiera pensado yo escribir un post sobre esto, pero hará un par de días que sí caí en la cuenta de la cantidad de coches que, cuando cae la noche, no sólo encienden las cortas sino también las antinieblas, traseras y delanteras, ¡ojo! Es bastante flipante, sí...

Anniehall dijo...

Qué bueno. Yo sí había pensado en hacer un post. Menos mal que nunca lo hice.

El niño desgraciaíto dijo...

Las delanteras antinieblas son molestísimas cuando vas andando y cruzas un paso de cebra. Además, para tener que llevar las antiniebla en ciudad tiene que ser el fin del mundo...

La trasera molesta muchísimo cuando no es necesaria. Algo parecido pasa, aunque están autorizados, con los faros de xenon, deslumbran un montón y son molestísimos cuando te cruzas con uno que los tiene.

el chico de la consuelo dijo...

Uy uy touche!! para mi el coche es esa cosa de cuatro ruedas que me lleva a los sitios (a veces), ni es una prolongación de mi falo, ni un signo de triunfo social y ya hace años o lustros (¿o decadas?) que ha dejado de ser un refugio de amor.
No tengo ni idea para que sirven la mitad de botones de mi querido japonés...¿¿y porque pongo esto??? porque el otro dia alguien me echó la bronca por esta misma historia y le dije que si no le importaba que mirara de donde milks se apagaba la dichosa lucecica que yo no tenía ni p. idea.
sorry miis queridos ingenieros, si no ponen las cosas surayadas en fosfis los de derecho no nos lo aprendemos.

de estas tengo mil...lo dejaremos para sucesivos capítulos.

Juanjo ML dijo...

Sil, Annie, haced un post, por favor, expandamos la fe verdadera :)

ND, totalmente de acuerdo con los faros de xenon, no entiendo cómo están permitidos, serán la leche pero a los demás nos ciegan.

ECDLC, no es cuestión de ser ingeniero, es cuestión de preocuparse un poco, a mí el coche me parece una harramienta que por cierto odio, pero ya que tengo la desgracia de pasarme un par de horas al día metido dentro prefiero estar algo cómodo, y ya como capricho no quedarme ciego. Pero estoy seguro de que a partir de ahora tendrás más cuidado ;)

Explorador dijo...

:DD Saeva indignatio, creo que decían los clásicos :)

Bueno, pasaba por aquí a desear buen año, y que los reyes te hayan traído un bate de beisbol anti-antinieblas, yo me apunto, por aversión general a los coches jejejeje.

Que vaya bien, un abrazo :)

Sil dijo...

Mi coche tiene faros de xenon. No los elegí yo, iban con el coche, que lo compré de segunda mano y no lo iba a dejar escapar por los faritos. En cualquier caso, no serían necesarios si según qué carreteras estuvieran mejor iluminadas. Benditos faros de xenon que por las urbanizaciones valencianas me alumbran el doble que los del Peuyó y a veces ni es necesario que ponga las largas...

Claro que la DGT nunca hablará de sus faltas, sino de aquellas que cometamos los conductores...

Juanjo ML dijo...

Feiz año Explorador!!!! No tengo un bate por reyes pero tengo un Mazinger Z de 40 cm que puede sustituirle con creces :)

Sil, ese es otro debate, es de vergüenza cómo están muchas cosas pero yo había venido a hablar de mi libro.

Evidentemente con los faros de xenon tú ves mejor, los demás vamos fastidiados cuando nos cruzamos contigo, yo con las largas también veo mejor pero no es plan ir así, además no es legal y tus faros sí, no pretendo compararlo. Cuando trabajaba en México todo el mundo iba con las largas porque nadie multaba, como mucho había unos carteles en los que ponía "demuestre su educación, conceda la luz de cruce". Era una locura, para matarse.

Pero por favor síguelos encendiendo si no tienes otros!!! :)

Sil dijo...

Jajajajaja, vale ;)