lunes, 23 de mayo de 2011

El post que nadie me va a escribir

Hoy voy a escribir el post que nadie me va a escribir, está claro que no es el post que a mí me gustaría leer, tampoco es el post de alguien que cuente lo maravilloso que soy, ni siquiera es el post de alguien que me quiere mucho, solo va a ser un post más, un post que nace de un año que ha sido horrible y no hay más que darle un vistazo al blog para comprobarlo, eso los que no me conocen, porque el resto solo tiene que circunvalarme con un cronómetro en la mano. Es otro de esos post que me da vergüenza publicar pero que me sale de las tripas, de los que dan sentido a tener un blog como vía de escape, de los que no debería escribir y mucho menos compartirlo, es lo que tiene, por lo menos intentaré que no sea largo.

Hoy cumplo 38 años, no está mal. Si tengo mucha suerte y los triglicéridos me respetan posiblemente esté cerca de la mitad de lo que la estadística dice que será mi vida, y es algo que me produce múltiples sentimientos. El primero de incredulidad, ¿cómo ha podido suceder? si hace nada era un niño que pateaba una pelota en el barrio del otro lado de la vía y ahora soy un niño que no asume que ya es mayor y al que la vida le parece un juego que no puede ir muy en serio. Pero va en serio y me cuesta la misma vida entender las reglas. Yo no sé si a alguien más le pasa, pero a veces tengo la sensación de no ser más que un actor que tiene un pequeño papel en una obra de teatro, es como si nada fuese importante porque en cualquier momento va a caer el telón y todo va a ser de mentira, como si nada fuera trascendente, como si pudiera elegir sin importar las consecuencias.

Imagino que todo el mundo de vez en cuando se hace la pregunta de cómo se verá dentro de diez años, ¿no?, pues yo sí que me suelo preguntar ese tipo de cosas y cada vez que recopilo datos veo que mis previsiones se han equivocado. Cuando terminé la carrera y empecé a trabajar, como no tenía ni puta idea de en lo que me había metido, pensaba que me quedaban unos años de currármelo y que después, cuando todo el mundo viese mi valía, sería pan comido. Ay, pequeño saltamontes, ¡qué lechugino que eras!, si me llegan a decir que mi vida a los 38 iba a estar tan en la cuerda floja estoy seguro de que me habría dado tal ataque de pánico que no me dejaría ni respirar. Sin embargo ahora no me lo da, y eso de que no tengo grandes planes para los próximos diez años, bueno, uno sí, tratar de no ser muy mal padre, pero en eso se me ha caído un mito, ser padre no es tan difícil, solo hay que ser paciente y disciplinado.

Lo mejor de todo este tiempo es que a base de convivir con mi pellejo he ido aprendiendo a conocerme y a veces hasta a entenderme, a definirme, a saber que soy inseguro, irascible, sensible, tímido, alto, franco, bipolar, cariñoso, ausente, cuentista, inquieto, irónico, rojo, formal, agudo, gordo, ilusionado, testarudo, generoso, desmemoriado, ingenuo, payaso, soberbio, ingenioso, feo, curioso, irreflexivo, despistado, paranoico, nostálgico, divertido, cobarde, responsable, pazguato, impaciente, zurdo, agradecido, patán, egocéntrico, honesto, castaño, desordenado, voluminoso, comprometido, dramático, imaginativo, maniático, variable, sencillo, complicado.

10 comentarios:

Explorador dijo...

Enhorabuena, y tirón de orejas :DD Tengo 8 años menos (chincha) pero la sensación es parecida. Fundamentalmente, estoy en la cuerda floja también, pero la vida es una broma...y que coño, merece la pena. leer posts como este lo confirman.

Un abrazo :) ¡¡y a ver si puedo votar en Ibervisión, que no aparece mi voto!! xDD

Teresa, la de la ventana dijo...

Tu año habrá sido horroroso, pero a mí me ha permitido conocerte. Me gusta leerte, siempre me das que pensar.

Eres un jovenzuelo todavía, pero aún no lo sabes.

el chico de la consuelo dijo...

Ese tono caústico me ha enganchado definitivamente porque a veces escribes lo que yo ecribiría cinco minutos más tarde.
Es que ser del atletico conlleva ver la vida desde la ironia.

Abrazos y sopla un par de velas a mi salud de la tarta que te regalará anijol.

Ps-. Pronto llegara molinos para decirte que te falta una hache. "...pellejo e ido aprendiendo..."

El niño desgraciaíto dijo...

Pues qué quieres que te diga, que me caes muy bien con todas tus incongruencias aparentes, porque en el conjunto eres un tío de una pieza.

Un abrazo y felicidades!

Anónimo dijo...

Leyendote parece que has aprovechado bien todos esos años. ZORIONAK!

pseudosocióloga dijo...

Felicidades.
¿Bipolar diagnosticado, medicado?.
Pues si ahora te sientes así, vete preparando para la crisis de los cuarenta.
Esta entrada no está mal, es muy apropiada, diria yo.

Juanjo ML dijo...

Explorador, eres un polluelo, como mi hermano pequeño :) Y sí, la vida es una broma, a veces creo que alguien se lo pasa bomba a nuestra costa.

Teresa, yo creo que nos hubieramos conocido igual pero en vez de hacerte pensar te haría reír bastante más, que es mucho más sano. Sé que soy relativamente joven, pero algunas cosas cuesta asumirlas!

Gracias ECDLC! Sí, ser del Atleti conlleva eso y más, pero es como lo de la gallina y el huevo, ¿qué lleva a qué? gracias además por el chivatazo, si molinos se ha pasado por aquí ni se habrá dado cuenta :)

ND, te agradezco tus palabras, ya sabes, a veces los árboles no dejan ver el bosque.

Anonimo, eskerrik asko! no sé si los años los he aprovechado bien, por lo menos he intentado que no fueran en vano, queda tanto por aprender!!!!

pseudosocióloga gracias, diagnosticado no, pero uno se conoce, paso de fases de euforia a fases de no querer ni verme con más frecuencia de lo deseable, y seguramente por motivos poco justificados. La entrada no es gran cosa, pero es sincera, lo cual ya hace que merezca un poquito la pena, que de eso se trata.

Gordi dijo...

Te diría muchas cosas pero se me notaría tanto el platonismo que acabaría dándome vergüenza pasar por aquí.

Que cumplas muchos más. Un beso.

Juanjo ML dijo...

Gracias Gordi, sabes que es mutuo, o más. Besos

ANGELITA dijo...

Te escribo mi comentario cuando ya no se estila, pero más vale tarde que nunca. Yo si sé quién eres porque te conozco de toda mi vida. Eres un hermano muy querido y una persona estupenda. Enhorabuena por tu capacidad literaria, eres mi ídolo. Un millon de besos!