domingo, 8 de mayo de 2011

Sobre las (i)legalizaciones

Llevo un par de días leyendo sobre legalizaciones e ilegalizaciones, sobre tribunales buenos y tribunales malos, sobre separación de poderes y estado de derecho, de libertades... Lo que es mucho peor, de mis muertos, de tus muertos, ¡de nuestros muertos! Ardo en cólera, se me retuercen las tripas. Y no es porque me ponga de parte de nadie, y cuando digo esto me refiero a los que deberían estar en mi lado de la línea, ese monstruo de mil disfraces y cabezas que se llama PPSOE, no, es por una simple cuestión de principios, algo que se define como “normas o ideas fundamentales que rigen el pensamiento o la conducta”, por si a alguien se le ha olvidado. Por esos mismos principios aquellos que recurren a la violencia como medio para conseguir sus objetivos me parece seres repugnantes, abyectos, una lacra que hay que eliminar, pero no de cualquier manera, a los hijos de puta estos les tenemos que ganar simplemente porque moralmente somos mucho mejores que ellos.

De entre todas las cosas hay algunas que me dan mucho más asco que las demás. La primera es que existe gente que justifica la coacción, la extorsión e incluso el asesinato, y no necesariamente son los que coaccionan, extorsionan y asesinan, son el cordón umbilical que les mantiene con vida. Estos seguramente son capaces de ponerse una piel de cordero si es necesario, de arrimarse a otros que seguramente van de buena fe creyéndolos, y es muy difícil de creer. Por supuesto no creo que una luz les ha iluminado y les ha vuelto buenos, pero tampoco me hace falta, no necesito que lo sean, solo necesito que no asesinen, no extorsionen y no coaccionen, y en eso es evidente que algo vamos progresando. No se escuchaban tantas estupideces hace veinticinco años con decenas de muertos y con los batasunos como Pedro por su casa en las elecciones, y claro uno que es muy retorcido piensa barbaridades como que interesa que los asesinos no dejen de serlo para seguir removiendo mierda desde Madrid, Valencia o Sevilla, viendo los toros desde la barrera.

A veces más que con el terrorismo parece que queremos acabar con el independentismo, y mientras que no se salgan un ápice de las reglas que compartimos tienen todo el derecho a ser independentistas. porque las ideas no se pueden ilegalizar y mira que me río yo en este mundo a merced de los mercados de los independentismos. El mayor acto de independencia que se me ocurre es dejar de pagar la hipoteca, y como yo pensarán muchos, en Mondragón, en Alcorcón o en Antequera. Muchos al leer el párrafo anterior ya me harán cómplice de los asesinos, pensarán que soy así porque hablo al viento, porque no me va nada en ello, ni me duele en las carnes, pero se equivocan, pienso así porque creo que es la única forma de no dar la razón al que no la tiene, de dejarlos desnudos con sus vergüenzas al aire, para que no les quede un rincón en el que ocultar su falso victimismo, para que cada vez que se miren el espejo sepan que son cómplices de unos asesinos y unos mierdas.

Entiendo que esto es imposible de entender para la derecha más reaccionaria de este país, que sí, que existe y se presenta a las elecciones también disfrazada y mezclada con gente de buena voluntad aunque a muchos también nos duela. Me ruboriza el impudor que demuestran a la hora de reventar a patadas el estado de derecho solo por arrancar un puñado de votos, es acojonante. Son los primeros en envolverse con la bandera rojigualda el 6 de diciembre, no digamos ya el 12 de octubre, para luego cagarse encima de ella cuestionando cada día las reglas y la separación de poderes, y lo peor, porque siempre hay algo peor es que no se cuestiona el fondo de las cosas, algo que yo apoyaría porque tampoco me gustan, no se critica a un tribunal, se critica el tener menos jueces de los tuyos en su pleno, y eso es muy grave. Asumen que tienen derecho de pernada para poner y quitar jueces, estos del PPSOE, de manipular televisiones, de apropiarse de los muertos, dejando en evidencia que somos una democracia joven y débil.

Afortunadamente, y lo digo desde el más puro cinismo, unos dentro de nada van a tener la oportunidad de demostrar su fariseismo, el mismo que ya demuestran los otros, el mismo que demuestran ante otros muertos enterrados en cunetas, muertos que también le duelen a alguien y sobre los que hay que callar porque ya no viene a cuento. Hablan de traición a los muertos, ¿es que la traición es una cuestión de tiempo?, ¿cuánto, veinte ,treinta ,cuarenta años?, ¿y mientras tanto qué hacemos?, porque algo hay que hacer si queremos normalidad, si queremos reconciliación, si queremos vivir en paz todos e ir cerrando las heridas. Se puede, una guerra civil y una dictadura lo demuestran. Aunque el verdadero camino por recorrer es de los que matan, secuestran, extorsionan y coaccionan, que nadie me malinterprete, ellos son el problema, pero no les podemos meter mientras en formol, ni criogenizarlos, porque por mucho que nos molesten, y a mí me molestan, allí están, y no van a desaparecer por el hecho de negarlos.

6 comentarios:

El niño desgraciaíto dijo...

Para mí el quid de la cuestión no está ahí, aunque es verdad que la justicia y la división de poderes en España es de risa y es así gracias a los políticos del, como tú dices, PPSOE.

Para mí está claro que cualquiera que no tenga delitos pendientes debería poder presentarse y defender sus ideas, pero la cosa ya no está tan clara cuando esos que se presentan son una fachada interpuesta por terroristas y con ese subterfugio los terroristas van a recibir información del censo, direcciones de empadronamiento y quién o quienes votan o no votan. De hecho hay informes de la Gusrdia Civil que dicen que la cúpula de eta se reunió con la de EA para fundar Bildu.

Además estos sujetos interpuestos van a desviar parte de su salario de concejal a una banda terrorista y van a utilizar su poder para ayudar a ETA.

A lo mejor es más importante el que estos señores puedan presentarse, pero tengo dudas. Se me remueve algo por dentro sabiendo que esta decisión tan democrática traerá muertes. Y si no, al tiempo.

Juanjo ML dijo...

ND, no es una decisión democrática, es una decisión judicial. En eso no podemos darle muchas vueltas.

A mí tampoco me gusta que tengan acceso a financiación y al censo, pero nuestra constitución dice que sí, es una lástima, en el fondo dice tantas cosas que no nos gustan! También dice que los presuntos delincuentes que van en las listas del PPSOE pueden ser electos por muchos cargos que se les impute.

Y sobre lo demás no tengo una bola de cristal, la experiencia dice que volverán a matar, pero también dice que cada vez matan menos y que en lugares como Irlanda ya no matan. Desde el inmovilismo no se va a solucionar y desde la represión como única herramienta menos, eso también lo dice la experiencia.

Explorador dijo...

Tema difícil, las leyes son interpretables, y cada uno puede llegar a diferiri mucho leyendo los mismos preceptos y relacionándolos con otros. Como jurista...iba a decir "aficionado" pero ni eso, como persona con un diploma que no sirve para nada xD creo que deberíamos preocuparnos por la situación del TC, cada tema muestra una politización que incumple su propia esencia.

En este caso, por repugnante que sea, creo que las garantías deben prevalecer sobre las sospechas fundadas si no se pueden demostrar claramente. Hay derechos fundamentales insoslayables en juego, así que la ley que los restringe (bien) debe ser aplicada con muchísimo cuidado.

Pero bueno, tampoco he leído demasiado sobre el tema, más allá de las mismas declaraciones de siempre.

Un abrazo :)

Juanjo ML dijo...

Explorador, yo de leyes cero pelotero, eso sí, lo que dices suena bien. Imagino que una sospecha no es suficiente jurídicamente como para tomar una decisión tan contundente, y esisten muchas sospechas. Me resulta paradójico.

Por cierto, que las leyes sean interpretables me da mucho miedo.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Como alguien que debe tener el titulo de derecho en algún armario olvidado (creo)...digo:
El tribunal constitucional no es un tribunal sino un organo constitucional que paice lo mismo pero no lo es.
No es un organo de revisión de pruebas eso lo hace el supremo, salvo que vulneren derechos constiucionales y si el supremo dice que hay prubas de confabulación de bildu con eta pues el TC no debe decir nada.

Dicho esto digo que no me creo nada ni del TC, ni del supremo, ni de los nacionalismos, ni que decir de los dos grandes...(tampoco de los pequeños)...
el problema es que un 15% de la gente normal ve normal y votan que unos deficientes mentales (veanse fotos y vidas de estos oligofrenicos) se dediquen a matar a curritos sean guardiaciviles u obreros de la construcción. Y que haya una masa negurítica que lleva 40 años mirando hacia otro lado, porque estos idiotas sin estudios, solo son fuertes donde un poder economico detrás los respalda y donde han tenido parte aquellos y aquellas que fueron consejeros y ahora van de salvapatrias. (No me conteste señora diez, no hace falta)

El de la konsuelo hasta los guebos!!

fafonet dijo...

Me parece bien de lo que estas comentando sobre las legalizaciones. En una página web he encotrtado más información relevante sobre las legalizaciones de la República Oriental del Uruguay, para uruguayos recidentes en el exterior del país. La página es: www.documentosrou.com

Saludos y espero que les sirva la información

Fabricio