martes, 17 de mayo de 2011

ECC - El I Festival de Ibervisión (primera parte)

Año 2599. “Alcorcón 4-0” es ahora un barrio residencial de la colonia “Madripolis”, capital de los “Estados Confederados Castellanos” (ECC), pequeño estado mesetario que hace varios siglos formaba parte de un país llamado España. Hace siglos que desapareció cualquier tipo de referencia a todo aquello, vivimos años de ignorancia y barbarie tras la quema de bibliotecas, museos y universidades. Sin embargo un mp3 pirata que escapó de la inquisición Sindeliana ha ido pasando de padres a hijos para perpetuar nuestra historia, dice así:

Tras el gran éxito de los I Juegos Ibéricos en Sídney, las diferentes naciones ibéricas acordaron volver a competir, ésta vez en un festival de la canción que es recordado como el I Festival de Ibervisión. La idea partió de las dos neuronas de Zetapé Jr. II mientras jugaban al pillo pillo en la inmensidad de su vacío cerebro. Como eran tan inútiles como él, chocaron al intentar esquivarse, y de ese choque nació una idea, que era como todas las ideas que tenía Zetapé, absurda. Por consenso se acordó volver a Sídney para celebrar tan magno evento, pero los australianos prevenidos de la invasión de caspa que se les avecinaba cerraron su espacio aéreo y entrenaron varios miles de cocodrilos marinos dispuestos a morder en el pescuezo al primer individuo que llegase por mar entonando un gorgorito.

Fue un gran contratiempo, pero gracias a la mediación internacional se consiguió celebrar el festival en un territorio neutral, un lugar indeterminado en las montañas de lo que un día se llamó Afganistán. Los aviones de los Iberfans comenzaron a aterrizar y tras pasar por el control de metales y un tacto rectal fueron llevados al auditorio. Allí cada uno fue encerrado en su jaula y puesto bajo la protección de los cascos azules, con permiso para disparar a matar al primero que estornudara. Así en un ambiente distendido comenzó el turno de las canciones.

Los primeros en actuar fueron el famoso dúo castellano formado por Esperancia Aguililla y Ruin Rapiñón, PPimPPinella, famosos por sus canciones de amor y odio:

Espe : Hace ocho años y un día que gobierno con él,

hace ocho años y un día que no lo puedo ver,

Y aunque no he sido feliz aprendí a vivir en cohabitación,

pero al llegar las elecciones de pronto una noche volvió...

Quién es ?

Ruín: Soy yo...

Espe: Qué vienes a buscar ?

Ruín: A ti... (y tus votos)

Espe: Y es tarde...

Ruín: Por qué ?

Espe: Porque ahora soy yo la que quiere a Lizabesky...

Por eso vete, olvida mi nombre, mi cara, mi casa, y pega la vuelta

Ruín: Jamás te pude comprender...

Fue inenarrable, el auditorio se venía abajo, aunque algunos creyeron escuchar tímidos pitos desde la jaula de los catalanes que, desde tiempos del primer Joanlaporta, eran enemigos irreconciliables de los castellanos. Tras ellos salió al escenario Zetapé Jr. II en persona, todo un golpe de efecto, como los Zetapé siempre habían ido contracorriente no tuvo otra idea la criatura que cantar en inglés para que no se enterase ni el tato, lo cual evitó algún suicidio provocado por las sandeces que solía contar, su canción decía así:

Mott the Hoople and the Game of Life. Yeah, yeah, yeah, yeah

Osama Bin Laden in the ocean deathbed. Yeah, yeah, yeah, yeah

Monopoly, twenty one, checkers, and chess. Yeah, yeah, yeah, yeah

Mister Strauss-Kahn in a New York jail. Yeah, yeah, yeah, yeah

Let's play Twister, let's play Risk. Yeah, yeah, yeah, yeah

See you in heaven if you make the list. Yeah, yeah, yeah, yeah

Hey Barack, did you hear about this one? Tell me, are you locked in the punch?

Hey Barack, are you goofing on Merkel? Hey baby, are we losing touch?

If you believed they put a man on the moon, man on the moon

If you believe in everything that I say, then you fucking fool

Como podían pasar siglos sin que las naciones ibéricas aprendiesen una lengua hablada por encima de los Pirineos, Zetapé dejó al público frío. Pero pronto se vino de nuevo arriba al aparecer en escena Fran Trinco Camps y Ricardo Atodacosta, cuyo nombre artístico era The Gurtel Twins, vestidos como pinceles con trajes de Armangui y complementos de Luís Buitrón, su canción, estúpida pero llena de alegría decía así:

Uo uo uo uo

Uo uo uo uo

Ahora que nos quiten que nos quiten lo afanao

Uo uo uo uo uo

Me pellizco cada día

pienso que suerte la mía

no estoy soñando en realidad

vivo como en una nube

tengo lo que nunca tuve

te tengo a ti y a ti, todo lo que me das

Si bien se que han de venir tormentas

y me caeré pero al fin de cuentas

he disfrutao, de todo lo afanao

Era lo que se decía un superventas, un top manta, tres dos o uno, mucho mejor que la canción del representante gallego Marciano “Hilillos” Rajojoy, un cantautor de poco éxito en busca de una oportunidad que, desafortunadamente, esta vez tampoco consiguió materializar. Su canción no llegó al respetable que en el fondo deseaba para Galicia otro representante:

Aí vai o Señor Rajojoy comandando o batallón,

o mono vai sentado na cabeza do león

Co(s)pe fai miau, miau, miau, miau

Pinipons fai guau, guau, guau, guau

Sor Aya fai gluuu

Trilerillo fai meee

E Marciano, cando quer, quequere queque queque

Abucheo general, menos de sus hermanos Portugueses que solo gritaban indignados “¿Por qué?, ¿por qué?, ¿por qué? Pero no dio tiempo de más, porque de repente la luz se hizo tenue y aparecierón Patxín y los doce peperos de oro para entonar esa balada romántica que nunca debe faltar en un festival, por supuesto en castellano en contra de la voluntad popular, por aquello de conseguir unos votos mesetarios:

Somos novios,

pues los dos sentimos mutuo amor profundo

y con eso ya ganamos

las elecciones y que rabie todo el mundo.

En Gernika nos besamos,

como novios nos deseamos

y hasta a veces sin motivo,

por Bildu nos enojamos.

Somos novios,

por interés y algún asunto obscuro,

como todos, procuramos

llevarnos hasta el ultimo duro

para timaros, para dárosla con queso,

recordar que los batasunos deben estar presos,

sin hacer mas comentarios

somos novios, somos novios.

Aupa mutilak!

gora beti Euskalerria!

Expresión que causó gran división entre sus propios fieles ya que la mitad de ellos comenzó a corear “txuri urdin txuri urdin maitea txuri urdin txuri urdin aurrera beti beti maite maitea maitea donostia donostiarra”, y ¡qué razón tenían!, aunque a Patxin y los doce peperos de oro se la pelaba. Lo mismo que todo se la pelaba al siguiente concursante, Pep Montilla-Moriles, concursante catalán que había ganado su plaza gracias al televoto popular proveniente de Andalucía gracias a la emisión de Tebetres Satélite, su canción era profética:

No sé si això és l'inici del final

no sé si estic despert o estic somniant

només sé que quan provo el caviar

Tot m'és igual.

No sé quantes copes m'hauré de trincar

no sé si tornaré mai al Llobregat

només sé que quan provo el caviar

Tot m'és igual.

No sé si això és l'inici del final

no sé si estic despert o estic somniant

només sé que quan provo de canviar

Tot m'és igual.

Desgraciadamente su actuación quedo interrumpida por un gilipollas con un gorro rojo que fue ametrallado sin compasión por los cascos azules, lamentablemente una bala amiga reboto en la frente del concursante. Triste final para Pep Montilla-Moriles y un duro revés para la organización que sin tiempo para limpiar la sangre hizo salir precipitadamente al dúo andaluz Ozantoño Gruñón y Manolo Chachachá(vez), más conocidos como Los Romeros de la Trena, que se arrancaron por sevillanas para delirio del personal:

En conseguir tus ingresos, puse aventura

Puse aventura

En conseguir tus ingresos

Puse aventura

Y la senda era larga

Penosa y dura

Penosa y dura

Al final del camino

Me trinco un picoleto

Lloro ahora que recuerdo

Que soy un preso

Laberinto de pesares

Laberinto de pesares

Laberinto de pesares

De la cárcel de Alhaurín

Dime por dónde se sale

Continuará...

5 comentarios:

pseudosocióloga dijo...

Joerrrrr....cuánta creatividad.
Lo tuyo es, sin lugar a dudas, la música.

Anniehall dijo...

Tienes que mirarte lo tuyo, estás fatal...

Explorador dijo...

Vuelves en forma: gracias por seguir con esta historia, lo que me he reído. El festival en Afganistán, la versión de "Man on the moon", Fran Trinco Camps y su canción sabrosona,jajajajajajajaja

Continúa pronto:D Un abrazo

Juanjo ML dijo...

pseudosocióloga, lo mío más que la música es la farándula, pero como dices tú, yo iba para artista y me quede en ingeiero.

Annie, ya lo sabes, es lo que tiene.

Gracias Explorador, faltan las votaciones, a ver si saco un ratito y vemos quién ha ganado, la verdad es que no lo sé ni yo, igual debería poner en el blog una encuesta de votación popular. Mira, igual lo hago :)

Explorador dijo...

Votado :D