jueves, 3 de octubre de 2013

Plataformas y terremotos

Estos días leo los periódicos y la veo, miro los noticieros y ahí esta, aguantando el batir de las olas, los terremotos e incluso las cagadas de las gaviotas. Y no me lo creo.

Tampoco me creo que esa plataforma en el mar forme ya parte de mi vida, de casi tres años de mi vida, que en ella haya algo de mí, de lo mejor de mí, de mis conocimientos, de todo ese sudor, lágrimas y sinsabores que resumen el trabajo de ingeniero. Me imagino todavía subido a ella, mirando fijamente al mar, abrumado por la responsabilidad pero orgulloso de estar haciendo algo bueno y necesario.

Antes de seguir que quede claro que yo hablo como técnico, que a mí cuando trabajo y diseño el dinero me preocupa lo justo, porque tengo clarísimo que lo principal es que las cosas cumplan con su función de una manera segura y que una vez conseguido eso tenemos un fabuloso departamento de compras que se encarga de que el proyecto entre en el presupuesto. Siempre hay un tira y afloja entre lo que uno piensa que es necesario y lo que dice la normativa o un contrato, y como hablamos de mucho dinero cada elemento que se decide instalar se debe justificar, incluyendo todos los sistemas de seguridad. Nosotros, los ingenieros, tratamos de seguir lo que llamamos buenas prácticas de ingeniería, que en muchas ocasiones van más allá de la normativa y nos llevamos grandes berrinches para que se compre ese elemento que consideramos tan necesario.

Pero en esta ocasión no fue así, esta vez no se ha escatimado nada en seguridad, es más, se ha ido siempre más allá para garantizar que no habría problemas, no hace falta que nadie me lo cuente, muchos los he comprado yo mismo y he comprobado que todo funcionaba correctamente en campo. Y, de repente, la tierra se pone a temblar y todo se va al garete, no me lo creo, de la misma manera que no me puedo creer que haya habido mala fe o que alguien haya escondido un mal informe geotécnico, sinceramente creo que nadie sabe qué está pasando y que nos quedan semanas de escuchar a sesudos genios y políticos echándose mierda los unos a los otros y sacando conclusiones de ingeniero de obra acabada, mis queridos colegas saben de qué estoy hablando.

Inyectar gas en un yacimiento de petróleo agotado no es un invento nuevo. En España existe otra plataforma que hace lo mismo y nada ha pasado y nadie se ha quejado. Tampoco tiene nada que ver con el famoso fracking, aquí no se inyecta nada para extraer gas, aquí se toma gas de la red y se guarda en el yacimiento, que no es una caverna hueca, como la mayoría debe pensar, es una roca porosa, parecida a una esponja, en cuyos intersticios queda acumulado el gas inyectado, unos huecos que en sus momentos ocupó el crudo y que soportaron la presión sin problemas. Que los cambios de tensión en la roca provocarían pequeños seísmos era algo con lo que se contaba, que algo más está pasando está claro, que nadie sabe a ciencia cierta qué es lo que pasa, pues seguro. ¿Que qué haría yo si fuese vecino de la zona? Pues irme a dar golpes a una cacerola en la plaza del ayuntamiento para que parasen el proyecto de inmediato.

Lo increíble es leer todas las cosas absurdas que estoy leyendo y escuchando, algunas divertidas por lo estúpidas, como por ejemplo que están haciendo pruebas de vaya usted a saber qué los americanos. Esto es lo que es, un almacenamiento de gas natural, y punto profundo, esa fuente de energía que consumimos en casa para hacer la comida y calentar el agua con la que nos bañamos y llenamos los radiadores con los que nos calentamos, de las centrales eléctricas con turbinas de gas y de su uso industrial ya ni hablamos. Un gas que tenemos que importar de fuera, a no ser que queramos todos el fracking de repente, y no, seguro que ninguno lo queremos. Además, curiosamente, el gas que importamos viene de países conflictivos que no garantizan el suministro de una forma fiable, por tanto no parece mala idea guardar ese gas y, mierda, ese gas tiene la manía de ocupar mucho volumen cuando no está licuado. Si piensas en todo esto, tener un poquito de gas por si algo pasa en mitad del invierno no parece tan descabellado.

Por eso me revienta que cualquiera clame en contra del almacenamiento cuando vive en un país del primer mundo que derrocha energía y que seguro que no quiere hacer el esfuerzo de cambiar radicalmente sus hábitos de vida para no tener que jugársela con la naturaleza que, además, es bastante hija de puta cuando le tocas las narices como estamos comprobando. Porque ese es el debate de fondo, queremos agua caliente, calefacción y electricidad, queremos tener disponible toda la energía que necesitemos, mejor si es barata, y no queremos pagar el precio que eso conlleva. No queremos nucleares, ni almacenar gas, queremos energías limpias pero no queremos, o podemos, pagar el coste que eso conlleva si no lo subvencionamos, y tampoco nos gustan las subvenciones, claro.

Pues es lo que hay, estamos atrapados. Y claro que a la sombra de todo esto existen cabrones que sólo van a pillar cacho, pero hay algo más gordo de fondo, que nos debería hacer pensar que hay al otro lado del enchufe cada vez que cargamos el móvil y cada vez que bajamos un grado el aire acondicionado.

15 comentarios:

El niño desgraciaíto dijo...

Esto me recuerda, sin tener nada que ver, a una encuesta que ha hecho el comité de empresa en mi trabajo en la que preguntaba que si se quería jornada de verano más larga, que si se querían puentes, que si se quería salir antes los viernes... Y claro, todos han dicho que sí a todo. Y todo no puede ser, como es fácil de entender.

Aquí somos mucho de hablar sin tener ni idea y de hablar de los derechos y no de los deberes. Así nos va, claro.

Un post muy bueno, gracias.

Hermano E dijo...

De acuerdo contigo en la parte técnica, pero no se si sabes que estas instalaciones las retribuye el sistema (es decir nuestros impuestos) muy, pero que muy bien ; mejor que las plantas de regasificacion (subvencionadas) que ya es decir, y ahora mismo sobran, no se consume el gas porque por la crisis y las renovables (también subvencionadas) los mayores consumidores que son los Ciclos Combinados están parados. Vamos lo que viene siendo la magnífica planificación estratégica española. :'(

Carmen J. dijo...

Antes de que se convierta esto en un foro de ingenieros, me cuelo para darte las gracias por el post.

Yo creía que era fracking - bueno, yo no sabía muy bien qué era - para que veas mi desinformación (es verdad que solo he seguido el asunto de lejos y por la tele).

phaskyy dijo...

Ayer, viendo en la tele las escenas del helicóptero sobrevolando la plataforma, me acordarme ti y pensé en preguntarte sobre qué opinabas sobre esto.
Sabía que sabrías sobre ello, pero no que hubieras trabajado alli precisamente.
Muchas gracias por adelantare a mi pregunta. Me quedo más tranquila después de leerte.
Saludosss

Newland23 dijo...

ND, es así, mi padre siempre nos decía que a un señor le preguntaba qué prefería, si comer o calentarse, y él contestaba que si era posible comer en la lumbre. Pues eso...

Hermano E, evidentemente estas cosas no se hacen por caridad, existe un claro ánimo de lucro que es almacenar gas cuando está barato y venderlo cuando está más caro (lo cuento para quien no sepa que ésta es la idea), algo que eufemísticamente se llama regular el mercado gasista, pero también la desunión europea nos obliga a tener una capacidad de almacenamiento capaz de cubrir 90 días, si no me equivoco porque hablo de memoria, y eso hay que cumplirlo y esta es una forma tan buena o mala y tan cara o barata como otra. La putada es que todo esto se previó y aprobó en época de vacas gordas y a lo mejor, dejando a un lado el tema de los seísmo, lo mejor hubiera sido envainársela, lo cual ya es otro debate en el que seguramente te daría la razón. Ahora nos vamos a comer unos 1400 millones con patatas que vamos a pagar todos. Y es una mierda porque a largo plazo, no ahora, esto hubiera funcionado cuando se hubieran arrancado los hornos de las cerámicas y los ciclos combinados, ahora habrá que inventarse otra cosa.

Carmen, de nada :)

phaskyy, sólo pretendo compartir lo poquito que sé, yo no sé si se puede estar tranquilo o no, de hecho yo no lo estoy porque mi hermano está trabajando allí y para mí vale más que mil millones de plataformas como esa, pero sí que no hay que caer en el circo que se va a montar, porque vamos a leer mucha mierda.

NáN dijo...

Sea fracking o no, con las placas tectónicas no se juega en balde. Los ingenieros de minas saben eso y saben de toda la vida hacer bujeros de entrada que, en una placa que puede tener miles de km de longitud, no pase nada.

Pero el fracking tiende a presionar de dentro-afuera, con consecuencias temibles. Sobre todo porque se han detectado microseísmos a miles de km de distancia, en las partes más débiles de la placa.

Este verano estuve en el pueblo, donde un geólogo inglés que trabajó en la mina cuando estuvo abierta y ahora trabaja para multinacionales haciendo estas "perrunadas" por el mundo, a cambio de mucho dinero, y finalmente tuvo que contestar a la típica pregunta de los riesgos del fracking (de un modo muy suave, como si la cosa no fuera con él). Después, tras varios vinos, me confesó que los riesgos eran altos, pero que estaba seguro de que en 10, 20 o 30 años, saldría una tecnología que los minimizase.

Le dije ¡qué hijos de puta sois!, a lo que me contestó que no iba a cambiar el mundo.

La relación de Castor con los seísmos es poco creíble que no sea cierta.

En cuanto al fracking y el amor-macho por las industrias extractivas (que no hacen mucha falta porque no se puede quemar todo el petróleo y gas encontrados sin romper todas las posibilidades de supervivencia, la puedes encontrar aquí.

http://www.globalizate.org/getArticle?authors=George+Monbiot&date=2013-09-28&title=Cabezoneria+histerica+por+los+recursos

Un abrazo

Newland23 dijo...

NáN, a mí el fracking no me gusta, nada, pero no estamos hablando de eso. Que los terremotos son consecuencia de CASTOR es innegable, sólo hay que ir a la página del instituto geográfico nacional http://www.ign.es/ign/layout/sismo.do y ver el histórico del último año, hasta que no se inyecta gas no hay terremotos en la zona. A mí lo que me toca las narices es la hipocresía y el cinismo, yo por lo menos asumo que formo parte de esa parte del mundo que lo está jodiendo, y soy de los que estaría dispuesto a hacer algo por cambiarlo porque mi conciencia me dice que esto no está bien, pero no soy tan iluso de pensar que la solución es no depender de la energía, porque dependemos y dependeremos de ella, cada vez más. Ya podemos espabilar y buscar alternativas razonables, y tal vez la fisión nuclear nos salve la papeleta, o vamos derechos al precipicio.

Peter dijo...

Muy buen post. Como en muchos otros temas al final unos y otros repetirán discursos sin saber de que hablan: fracking, nucleares, almacenes de residuos.... La cuestión es intentar echar la mierda a alguien que pasara por allí.

NáN dijo...

Amigo Newfoundlan, una cosa es el trabajo (en mi empresa solo puse un veto: no participaría en ninguna traducción, revisión o arreglo de manuales de armamento; así que entiendo que tengas que hacer tu trabajo y hacerlo lo mejor posible) y otra la Realidad.

La Realidad es que quemar más del 80% de las reservas de energía disponibles hoy en día, significaría el final del mundo humano, tal como lo hemos conocido, antes de final de siglo.

Tal como está arreglado el Sistema, conseguir la supervivencia es imposible.

¿Cómo se puede conseguir un Decrecimiento ordenado que solo elimine lo superfluo? Aquí nos falta una nueva izquierda valiente y muy inteligente.

Un abrazo

loqueleo dijo...

Pues como ya te tuitee pensé en ti desde el segundo uno que leí la noticia y también supe que esa tribu de patibularios tertulianos que hablan con la misma propiedad de los polvos de paquirrín que de la licuación del gas iban a meter sus asquerosas e ignorantes narices en esto.
Como decía un amigo, tu lee en prensa de algo de lo que sepas y luego hazlo extensivo a todo el resto del periódico.

Yo estoy a favor del riesgo asumible, ya sé que esta teoría es un poco hijoputez en el sentido de cuantos muertos puede soportar el desarrollo tecnológico, pero es que a veces me pregunto también cuantos muertos produciría el no desarrollo. Cuandtos abuelitos morirían congelados si no fuera por el gas, cuantos niños morirían de inhanición??????
Y por lo que cuentas esto es un riesgo poco predecible!!

Lo que me extraña es que siendo unos seismos tan cercanos a fukusima y unas catastrofes tan devastadoras todavía no haya visto una grieta en los telediarios!!

Biónica dijo...

Me quedo con esta línea para mí:
"hay algo más gordo de fondo, que nos debería hacer pensar que hay al otro lado del enchufe cada vez que cargamos el móvil y cada vez que bajamos un grado el aire acondicionado."

Bastante de acuerdo, por otra parte :-)

Newland23 dijo...

NáN, no te voy a negar que mi trabajo a veces me ha creado dilemas morales, pero no precisamente esta vez, era mucho peor cuando trabajaba automatizando líneas de producción, entonces me preguntaba donde estaba el límite entre automatizar una planta para que fuese competitiva o que no lo fuese y terminara cerrando por su traslado a china.

Por eso mismo insisto en que el tema es mucho más complicado, porque no hablamos de lo que pasa en este país, hablamos de lo que pasa en el mundo y flaco favor nos hacemos los que nos creemos de izquierdas dándonos latigazos. Al final existe un primer mundo que vive por encima de sus posibilidades a largo plazo, pero existe otro mundo que nos mira y que quiere tener en su casa un frigorífico y una lavadora, países con miles de millones de habitantes que van a consumir de aquí a nada tanta energía que lo de ahora nos va a parecer una tontería. Por eso los del primer mundo ya nos podemos poner las pilas buscando alternativas sostenibles o nos vamos a ir a la mierda. Algo que veo posible porque el que más y el que menos piensa en que ya no le va a ir mal si esto le pasa a una generación posterior a la de sus hijos o nietos.

loqueleo, las grietas existen, a mi hermano le ha salido una en su casa. Este almacenamiento está muerto y la plataforma no será rentable a no ser que en las habirtaciones monten un puticlub y un casino. El riesgo asumible suena a algo sensato, pero no lo es, hay que dar la vuelta a este mundo como si fuese un calcetín y no veo cómo se va a hacer, se van a descojonar en nuestra cara los países llamados emergentes. Esto es una bola de nieve que no para de rodar y de crecer.

Biónica, es que no hay más, nada es gratis y el precio que estamos pagando por nuestra forma de hacer las cosas va a ser mucho más alto que el que dice nuestra factura eléctrica.

pseudosocióloga dijo...

Bien dicho.

NáN dijo...

Loqueleo, al menos en este país viejecitos y niños muertos de frío y hambre los va a haber, o los está habiendo ya, en este país. Teniendo en cuenta que los jubilados, que cuidan de muchos hijos parados y nietos, vamos a ver "aumentada" nuestra jubilación en un o,25%, con un IPC del 1,5%, pero la comida subiéndose por las paredes (patatas, 20% de subida). Y la electricidad que ya había subido mucho, sube ahora otro 3,7%. ¿Crees que podrán encender los radiadores?

Pero hablamos de algo más serio. De un de-crecimiento sensato y ordenado que nos permita detener moralmente el crecimiento descontrolado de países emergentes.

Es mucho lo que se puede hacer si se aplica el concepto de Soberanía Alimentaria: no se podría convertir bosques en tierras de forraje para las vacas que comemos en el primer mundo, ni para biodiésel, mientras no se haya asegurado el volumen de alimentos agrícolas que consume el país (que no podrá ser exportado).

Se pueden hacer muchas cosas, pero no se quiere y se justifica con enredos.

A partir de las 350 ppm de gases de efecto invernadero, sufriremos, pero vamos ya con los 400 muy pasados. Eso sí que provocará hambrunas y muerte a escalas gigantescas.

Bichejo dijo...

Muy interesante, he aprendido mucho. Ya sabes que para mí estas cosas son como ciencia-ficción...