domingo, 3 de enero de 2010

Carta a los Reyes Magos



Queridos Reyes Magos: (ya empiezo mintiendo…)

No sé si os acordaréis de mí, hace ya un montón de años que no os escribo, tampoco pongáis cara de reproche porque no le han dado tantas oportunidades como yo os he dado a vosotros ni a la defensa del Atleti, y a pesar de eso nunca habéis dado ni una. Es más, dudo de que seáis ni magos ni nada, lo que sois es unos farsantes de cuidado, desde que no os escribo mis padres, con muchos menos medios, me han hecho regalos muy parecidos a los vuestros e incluso mejores, sabiendo que eran suyos me han parecido los regalos más maravillosos del mundo.

Después de todas las desilusiones que me habéis hecho pasar, lo único que me motivaba la noche de reyes era poneros en la puerta las zapatillas sin marca que me habíais regalado el año anterior pensando que os daríais cuenta de vuestro error y las cambiaríais por las buenas, si claro, menudo renacuajo iluso que era yo, de error nada, ahora tengo clarísimo que era con premeditación y recochineo. O eso o sois tontos del culo o no habláis mi idioma o cualquier combinación de las anteriores. Sé que la palabra scalextric es un poco complicada, pero pensando en facilitaros las cosas os hacía un dibujo de puta madre del mismo, pero ni por esas. A mis amigos del colegio sí que se los dejabais pedazo de cabrones y eso que lo escribían lleno de faltas de ortografía sin equis y sin nada. En esta vida ser bueno y aplicado no tiene recompensa, si hubierais tenido un mínimo de dignidad me habríais dejado carbón, eso hubiera sido un mensaje claro de que iba por el mal camino, ahora posiblemente sería un delincuente feliz, ¡me habéis hundido la vida!

Por vuestra culpa además soy republicano, cada vez que pienso en las tropelías que habéis hecho conmigo se me atraviesa hasta el rey del anuncio de Burguer King. Total, vosotros y su majestad JC I no trabajáis más que una noche al año, si se le puede llamar trabajar a leer el discurso de nochebuena o dejar unos regalitos, además os parecéis mucho en el gusto por el licor, ¡manda huevos!, encima que erais unos ineptos os tenía que dejar unas copichuelas para que os las bebierais a mi salud y recuperaseis fuerzas, pues que sepáis que escupía dentro. El agua de los camellos si que era limpia y fresca, total, si los camellos que traíais eran los mismos que andaban por la calle medio colgados pidiéndonos cinco duros y quitándonos el reloj no merecía la pena adulterar el agua, esos el agua ni la probaban, como mucho se pegarían con vosotros por el anís y el coñac.

De todas formas andaros con ojo, porque aunque salís en la foto de todos los belenes y os consideran hombres buenos y sabios eso puede cambiar. ¿Unos tíos con barba, disfrazados y en carroza?, uyuyuyuy, yo os he visto en la cabalgata, cierto, pero saludando en el desfile del día del orgullo gay vestidos en cuero. No es que me importe pero como me chive de vosotros os van a echar a patadas del portal, no os imagináis como está de rigurosa la santa madre iglesia con esos temas, como poco os cae una excomunión retransmitida en directo por Telemadrid y oficiada por monseñor Rouco Varela, la reencarnación tipo Dalai Lama de Torquemada. El año que viene en el mercadillo de la Plaza Mayor van a vender figurillas de los Village People para suplir vuestros puestos.

Lo que más me jode del asunto es que ahora que tengo un hijo me obligan a que no le cuente lo impostores que sois. Por mí os podían zurcir la capa y las mallas, pero si descubro la mentira de vuestra existencia corro el riesgo de pasar por un ser despiadado y sin sentimientos. Desde luego para lo patanes que sois tenéis buena prensa, “los reyes es la ilusión más grande que hay en el mundo”, ya, será para la buena de Leticia, aunque seguro que lo suyo fue por amor. Como no me fío un pelo de vosotros tendré que hacer yo el trabajo sucio, aunque sus majestades se lleven todo el mérito. Este año todavía no merece la pena hacer grandes dispendios por vuestra causa, pero el año que viene ya tengo fichado un scalextric con coches de rally que quita el hipo.

Por cierto, este año no he sido bueno, ahorraos el viaje, saludos.

JJ

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Reitero, me encanta como escribes!!!!!!!!! y lo que escribes, aunque debo estar un poco loca como tú jajajajajaja

Saludos!!!!

Juanjo ML dijo...

De locos está lleno el mundo :)
Gracias por leerme, mi yo egocéntrico se siente muy halagado.
Ah! y si dejas un nombre o un nick por el que llamarte mucho mejor.
Chao

Anniehall dijo...

Desde luego, lo tuyo no tiene remedio. Ya verás cómo cambias de idea cuando veas la cara de tu enano con los regalos...

Juanjo ML dijo...

No, no tengo remedio y voy a peor...
Aunque supongo que se me caerá la baba cuando el enano abra MIS regalos :)
Pero seré bueno y le diré que son los reyes.