domingo, 17 de octubre de 2010

1973 (musicalmente hablando)


Una de las verdades universales de esto que denominamos vida es que cada uno nacemos cuando nos toca, nos guste o no, pues a mí me toco nacer en 1973, un año como otro cualquiera para muchos, muy especial para mí. Fui niño en una dictadura que no conocí y que sorprendentemente se desvaneció hasta en el pensamiento, como se desvaneció (o le desvanecieron) Carrero Blanco ese mismo año, y Allende, y Picasso, y Neruda, y John Ford, y Tolkien y hasta Nino Bravo, por suerte o por desgracia yo no soy la reencarnación de ninguno de ellos. Era una época marcada por el fin de la guerra de Vietnam, precisamente en 1973 dijeron hasta luego Lucas los americanos, también estaba en el candelabro el conflicto árabe israelí, con una crisis del petroleo de regalo. Agonizaban los tiranos en Europa y nacían en Latinoamérica, la homosexualidad dejó de ser considerada una enfermedad, por lo menos en el mundo civilizado, y el Atleti ganaba la liga de fútbol, ¡cuanto ha llovido!, cómo hemos cambiado...

Pero hoy el post no va de eso, va de música, de una música que no viví pero que si he podido disfrutar con el paso de los años, seguramente demasiados, porque en mi adolescencia y juventud alcorconera no todo era tan accesible como ahora, ni por medios ni por conocimiento, en mi mundo del barrio del otro lado de la vía el rock sinfónico o el progresivo no se habían inventado y el inglés era un idioma tan extraño como el arapajoe, algo que ni nos iba ni nos venía, cosas del imperialismo yankee para volvernos unos depravados y unos golfos. Por eso crecí al ritmo de las palmas y de las castañuelas, menos en esporádicos paréntesis vacacionales en los que mis primos mayores, carabancheleros ellos, escuchaban una música potente y extraña que llamaban heavy metal que a mí me gustaba. No voy tampoco a hablar de heavy metal porque hoy estoy en 1973 y no existía, en plena agonía del movimiento hippie y de la psicodelia lo que triunfaba era el rock, grupos que serían la semilla de los impresionantes 80, grupos que he ido conociendo a base de curiosidad y echarle ganas y tiempo.

En 1973 pasaron cosas musicalmente maravillosas, se formaron AC/DC y Kiss, grabaron su primer disco Black Sabbath, Bruce Springsteen, Lynyrd Skynyrd y Queen, solo con eso ya hubiera valido la pena, pero no, hubo muchísimo más, incluyendo drogas, pantalones acampanados que sin embargo cortaban la circulación en la entrepierna, y melenas al viento no tan cardadas como la de los 80. Vamos al tema.

Los cuatro Beatles sacaron disco. Olvidando a Ringo y al inolvidable George Harrison, John Lennon publicaba “Mind Games” y Paul McCartney y sus Wings “Band on the run”. Ahí es nada.











Viejos grupos de los 60 seguían dando guerra, The Who a lo suyo con una ópera rock llamada "Quadrophenia", The Rolling Stones sacaban un disco prescindible “Goats Head Soup” con una canción imprescindible Angie, y es que claro, uno no puede todos los días inventarse Sticky Fingers.











En USA, además de su country, su soul y su R&B iban apareciendo buenas bandas que tomaban un poco de todo, lo cocinaban y lo devolvían como una especie de ensaladilla en la que cabía casi cualquier cosa. Por ejemplo los Californianos The Doobie Brothers con su “The Captain and me” que incluye el temazo "Long Train Runnin'", uno no sabe si está escuchando folk, rock, country o soul, son estupendos. Como también lo son los tejanos ZZ Top, que publicaban en 1973 “Tres Hombres”, rock potente con tintes sureños. De Florida eran Lynyrd Skynyrd, grupo de nombre impronunciable aunque que trataban de dejarlo claro con se “Pronounced Leh-Nerd Skin-Nerd”, más rock sureño o blues-rock o como le quieran llamar, en definitiva buena música que pereció en un accidente aéreo.

















Los británicos mientras tanto hacían su agosto con grupos de rock progresivo con tintes psicodélicos y sinfónicos, me gustan, pero creo que no he consumido suficiente LSD en mi juventud (y drogas en general) como para apreciarlos en toda su grandeza. De 1973 es el mítico “The Dark Side of the Moon” de Pink Floyd. Genesis publicó “Selling England by the Pound”, la época que más me gusta del grupo, a fin de cuentas uno es más de Peter Gabriel que de Phil Collins que, no sé por qué, siempre me ha caído un poco gordo.











Y también en la pérfida albión se estaban poniendo las semillas de lo que se llamaría rock duro, o metálico, grupos como Deep Purple (en plena descomposición en 1973) y Led Zeppelin fueron los pioneros. Con el tiempo he comprendido que eso del heavy no era más que una estética, una pose, porque el buen heavy metal no era más que muy buen rock tocado por melenudos, la mayoría de los que lo critican no han escuchado buen rock en su vida. En 1973 Led Zeppelin sacó “Houses of the Holy”, un cambio de tendencia en la banda hacia música más instrumental y melódica. Además dos debutantes soltaban un bombazo, en mi opinión mejor no se puede comenzar una discografía, Black Sabbath con “Sabbath Bloody Sabbath” y Queen con “Queen”, si los primeros fueron grandes los segundos lo fueron todo, galácticos, cósmicos, siderales, los echo de menos.

















Y me dejo para el final un par de joyas de aquel año, aunque hay muchísimo más de lo que se podría hablar, un tal Billy Joel se sacaba de la manga “Piano Man”, con una canción homónima que cuando la escucho, y la canto, me desgarra el alma. También un jovencísimo y desconocido Mike Oldfield, hombre orquesta donde los haya, sacaba Tubular Bells justo dos días después de que yo naciera, música destinada a ser recordada mucho tiempo después de que yo haya muerto, porque la música es eterna.









8 comentarios:

molinos dijo...

¡¡Qué buena recopilación de "nuestro año"!!..me has recordado varios temas para meter en mi mp3.

Te dejo el enlace a ésta de Bruce que también es de ese año, del disco Greetings y que es de mis más favoritas del mundo mundial.

Spirits in the night.

http://www.youtube.com/watch?v=XyB-L4Jb0m4

El niño desgraciaíto dijo...

Qué buen año el 73..!!!

Ya no se hacen grupos como estos!!! supongo que será más bien que yo no sé apreciarlos como a estos.

Juanjo ML dijo...

molinos, con el de Black Sabbath vas a hacer los largos de la piscina con la velocidad de una sirena. La de Bruce es estupenda, y dudé si incluir algo suyo en la lista, de hecho en el 73 sacó dos discos a falta de uno, pero al final lo dejé estar porque prefiero que le tengamos en mente en activo, ah! y que nos dure muchos años

ND, igual es como nuestra reflexión del arte, grupos como estos no hay porque no los hay y ya está, nada de apreciarlos o no, no existen. De hecho se juntan tres de estos aunque estén hechos unos carcamales y se hinchan a llenar estadios.

Eso sí, qué gran año el 73 y que buena cosecha trajo :)

Anniehall dijo...

oh, vaya, para el 76 no quedaron entonces ni las migajas. Menos mal que tengo, al menos, tres buenos amigos de vuestra cosecha (y algún más que amigo)!!!

Juanjo ML dijo...

El 76 también molaba, sacó disco Boston con la canción "More than a feeling" y Al Stewart "The year of the cat", más que suficiente ;)

Explorador dijo...

En el 80 salió "London Calling" (bueno, creo que en el 79, pero a finales ajajajaj). Buena recopilación, había muchas canciones y grupos que no había oído, pero me sonaban mucho. Que buenos. James Blunt, el de yor biurifol is tru tiene una canción que se llama 1973 también :)

Un saludo.

Juanjo ML dijo...

Explorado, sí y la canción está en su línea, pura y pringosa melaza, imagino que el pollo habrá nacido en mi año. Me alegro si te he descubierto algo, aunque del 73 al 2000 hubo mucho y bueno.

Un abrazo

Explorador dijo...

Sí, he descubierto cosas muy buenas. Aunque "Piano Man" me gusta tanto que compré el disco, en su día :) Coincidimos.